La verdad es que más que estar aquí, recién llegado, lleva con nosotros un tiempo pero la idea era mirarlo con cariño para poder hablar con algo de criterio y comentar mis impresiones.

Cogiendo el suplemento, vemos que son unas 105 páginas pero que, siendo sinceros, se queda en la mitad entre fotos, lore y cierto relleno que ya luego iré mencionando. Si os hacéis con él, tened en cuenta que se trata de un compendio de reglas adicionales cuya aplicación queda muy a expensas de los comisarios de cada liga y torneo.

Bien es cierto, que si tenéis ediciones y expansiones anteriores del juego, muchas os sonarán, porque gran parte de la información contenida aquí es recopilada de anteriores Spike Journal y del Almanaque de 2018. No obstante es un libro entretenido y que añade mucho metajuego.

Para que os hagáis una idea de lo que comprende – y aunque ahora vaya comentándolo – tenéis aquí el índice:

 

El mundo de Blood Bowl

Diez páginas de lore. Entretenido de leer y dando un contexto y forma a este mundo. No te va a cambiar la vida pero se hace ameno.

 

Nuevas incorporaciones

Comienza la fiesta de los incentivos. Cómo hemos dicho, bastante de esta información podéis encontrarla en otras publicaciones, pero aquí la tienes toda en un tomo y con ciertas modificaciones.

Entrenadores, magos y árbitros -algunos con efectos muy interesantes – se añaden a las reglas básicas de Blood Bowl para dar un poco de color al juego.

Además de lo anterior, se proponen una nueva serie de incentivos, con un precio razonable, que pueden hacer variar la estrategia de tu oponente desde el primer turno. A este respecto, podríamos hablar del incentivo «Tamborilero del Waaagh» válido para los equipos de las Tierras Yermas con el que podríamos alejar nada más empezar a los big guys del equipo contrario, obligándoles a gastar blitz nada más empezar.

 

Autónomos Asombrosos

La verdad es que esta sección me gusta mucho. Death Zone nos da la posibilidad de crear a nuestros propios  jugadores mercenarios, sustituyendo las reglas del libro básico y limitando su número, por un importe añadiendo rasgos y habilidades a dichos jugadores.

Para ello, divide a los mercenarios en diferentes categorías (escurridizos, lineas, defensores, atletas y grandullones) cada una con un precio base. A partir de ahí, podemos ir añadiendo habilidades y atributos, conforme a unas reglas y costes adicionales.

Es un modo perfecto de crear nuestros propios jugadores estrella y tener justo lo que necesitamos. Presiento que me voy a tirar las horas muertas haciendo números y dando forma a nuevas estrellas del Blood Bowl.

 

Un esfuerzo titánico

Como algunos no tenemos suficiente con los big guys, GW no sólo hace buena la frase de «bigger is better». La convierte en «the biggest is the best». Aquí se marcan reglas especiales para jugar con gigantes. eso sí, el incentivo de jugar con estos adorables seres asciende a la nada despreciable cantidad de 350 k m.o.

 

Patrocinadores

Una regla muy dependiente de las decisiones de los comisarios de cada liga. Tras jugar cada partido puedes obtener un patrocinio puntual o continuado para tu equipo.  Evidentemente esto significa una posibilidad de conseguir más pasta pero como todo en BB tiene su lado negativo y puedes perder si las tiradas no acompañan, algún jugador importante para tus siguientes partidos.

Existen también unos patrocinios mayores o especiales, cuyos efectos no son tanto económicos como ventajas para tu equipo. estos los veo un poco escasos y apuesto a que irán ampliándose en las siguientes Spike.

 

Estadios

Ahora es cuando pasas de ser entrenador a ser manager. a efectos prácticos, ¡bienvenidos a Blood bowl Manager!. Me parece una opción muy interesante para ligas largas. La idea es jugar en estadios aleatorios y poder adquirir residencia en uno que hayas jugado y te convenza en función de tu estilo de juego.

Encontrarás campos con superficies de juego inusuales, estadios de lujo, estadios toscos pero funcionales y estadios donde el público local tiene un peso especial.

Los efectos de estos estadios van desde más recaudación a campos que resbalan y afectan al movimiento o campos sin fuera de banda, con lo que puedes machacar al contrario contra la pared en lugar de lanzarlo al público.

Como he dicho, me parece una adición bastante interesante. Si consigues un estadio en propiedad que se adapte a tu modo de juego, tu contrario deberá cambiar su modo de jugar.

 

Balones y Nuevas tablas de clima

Estas dos secciones son las que menos me convencen.

Como os podréis imaginar, se presentan nuevos y viejos balones (muchos correspondientes a los que vienen en las cajas de los diferentes equipos) que tienen su efecto en el juego.

del mismo modo, las tablas de meteorología ya han sido muchas anteriormente expuestas y tratan de dar Si lo que quieres es dar color a tus partidas o hacerlas más imprevisibles, no dudes en emplear las nuevas reglas, pero considero que bastante aleatorio es muchas veces este juego como para añadir más complicaciones (sobre todo con los balones).

 

Eventos de partido

La idea de estos eventos es añadir situaciones inesperadas a los partidos. en las propias normas se maca que no deben aplicarse en torneos o ligas porque pueden ser muy desequilibrantes (como si no fuera suficientemente random el BB ya de por sí).

Podemos encontrar 24 eventos que pueden hacer que el balón estalle, que un jugador adquiera ciertas habilidades, que se abra una trampilla…  Habrá que probarlos y ver cuan frustrantes son.

 

Blood Bowl Sevens

De entre los diferentes modos de juego alternativos como el Streetbowl o Dungeonbowl que podéis encontrar en la página de la NAF, éste suplemento sólo se hace eco del Blood Bowl Sevens.

Aunque todavía no lo hemos probado, y ya hicimos un avance del Sevens, me parece un modo de juego súper interesante. Muy dinámico y cuya aplicación para torneos de uno o dos días es perfecta, permitiendo muchos partidos en poco tiempo.

Cambian ciertas tablas y añade una opción de «medidas desesperadas» que alguna de ellas pueden ser muy brutales. respecto a estas «medidas desesperadas», anteriormente, GW habría hecho cartas para estas cosas pero esta vez se han quedado en una tabla. Como personalmente soy partidario de tener la carta sobre la mesa (por no olvidarme de ella y poder utilizarla), podéis encontrarlas aquí y simplemente recortarlas.

 

Conclusión final

Sé que te habrás cansado de leerlo, pero como habrás visto, es un libro orientado a ampliaciones según decidan los comentarios de cada liga. La mayoría de inclusiones me paecen muy entretenidas y aportarán mucho metajuego.

En definitiva, considero que es un buen producto con reglas que, en ligas largas, pueden dar mucho juego.

¿Y tú, qué opinas?. Ponlo en comentarios y comparte tu opinión con el resto.

 

 

Ya está aquí el Death Zone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.